De viaje por las rías gallegas

La ría de Cedeira es el único puerto entre Cariño y Ferrol, y puede resultar un tanto liosa. Está compuesta de dos entrantes paralelos en forma de U, en los que desembocan los ríos Condomiñas y Ponte do Cabo. Así que, te puede parecer que ya has salido de la ría cuando, en realidad, aún estás en medio de ella. Un paseo por la villa de Cedeira no te llevará mucho tiempo: galerías acristaladas frente al río Condomiñas, la playa de A Madalena y 3 km de paseo marítimo, cuidadosamente ajardinado y lo mejor del lugar.

Cedeira Ría de CedeiraLa tradición manda tapear en el mesón O Kilowatio (Almirante Moreno, 9). Y si te gusta la pintura, pásate por la galería Molduarte, en el paseo marítimo. Suele haber exposiciones de artistas gallegos y venden grabados con motivos marineros a muy buen precio. Desde Cedeira acércate a la ermita de San Antón de Corveiro, con un bellísimo cruceiro y las mejores vistas sobre la desembocadura de la ría. ¿Recuerdas aquella canción que decía “O camiño que me leva a San Antón”…? pues este lugar inspiró al cantautor Andrés do Barro para componerla.

ermita San Antón CorveiroCruceiroDirección Ferrol, el paisaje va cambiando: las calas se transforman en inmensas playas abiertas y los pueblos son más turísticos, aunque siempre con un respeto mayúsculo por el entorno, sin bloques de apartamentos ni macro hoteles. Superada la ría de Cedeira, llegarás a Valdoviño, zona de veraneo para muchos ferrolanos y con una enorme playa, la de A Frouxeira. Aquí rodó Roman Polanski en 1994 su película La muerte y la doncella.

A Frouxeira

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies